Informes


Intentaremos presentarles informes de calidad relacionados con la escena heavy en general.
Estamos trabajando en la realización de nuevos e interesantes informes para presentarte.
Esperamos que te agraden, y nos dejes tu comentario.



3 dic. 2009

Venom, una lleyenda que arriba a Argentina y Sudamérica

El Génesis
Venom originalmente se formó como un quinteto (una voz, dos guitarras, un bajo y una batería) bajo el nombre Guillotine en 1978. Sus influencias originales, o quizás debamos decir las de su guitarrista líder Jeff Dunn, quien comandaba musical e ideológicamente a la banda, fueron la concreción musical entre el punk y el metal de bandas como Motörhead, la atracción por lo oculto de grupos como Black Sabbath y el dramatismo visual de grupos como Kiss.

Luego de que el vocalista y el baterista originales, abandonaran al grupo por diferencias personales (el baterista Chris McPeters decidió casarse y el vocalista Dave Blackman se molestó cuando en un ensayo del grupo, su jardín terminó incendiado por fuegos artificiales), el azar determinó que Jeff Dunn conociera en un concierto de Judas Priest en Newcastle a, los que para entonces eran miembros de la banda Oberon, el baterista Tony Bray y el vocalista Clive Archer. Luego de que los 3 coincidieran en no estar satisfechos con la escena del metal del momento, donde las bandas más pesadas pasaban por ser Judas Priest y Motörhead. Jeff les ofreció a ambos audicionar por las posiciones vacantes en la banda.

Para finales de 1979, la segunda guitarra de la banda, D Rutherford decidió abandonar también el proyecto por razones personales y la posición de segunda guitarra fue llenada por Conrad Lant a quién Jeff había conocido en casa de un amigo común.

Para finales de 1979, ya Venom había definido completamente el carácter musical y lírico por el cual sería conocido, la banda cambió el nombre de Guillotine por el de Venom y sus integrantes adoptaron los nombres sacrílegos por los que hoy se les conoce (Cronos: Conrad Lant, Mantas: Jeff Dunn, Abbadon: Tony Bray, y Jesuchrist: Clive Archer). En el ínterin el bajista original (Dean Hewitt) fue sustituído por el recién llegado Alan Winston.

Alan Winston terminaría por dejar la agrupación en menos de un año, una semana antes del primer toque de la banda en el Club Meth en Wallsend, Inglaterra. Es justo en este momento cuando Conrad Lant asumió la responsabilidad de interpretar el bajo, diciendo simplemente que “tocar el bajo no podía ser tan difícil después de todo”. Venom se convirtió de esta forma en un cuarteto con una voz líder (Jesuchrist), una guitarra (Mantas), un bajista (Cronos) y una batería (Abbadon).

En abril de 1980, esta formación de Venom entró al estudio para grabar el primero de sus demos incluyendo otros tres temas clásicos de la agrupación: “Angel Dust”, “Raise the Dead”, y “Red Light Fever”. Pero esta sería la única grabación conocida de Venom como un cuarteto, porque Clive dejaría la agrupación pronto después de la misma. A continuación la banda se concentraría en componer nuevos temas y en ensayar los que ya tenían, mientras conseguían una nueva voz líder.

Fue durante uno de los ensayos como un power trio, que Cronos tomó el micrófono para acompañar uno de los temas recién compuestos por Mantas (Live like an Angel and Die like a Devil) y en seguida, Mantas y Abbadon reconocieron que esa combinación de cánticos guturales y alaridos era precisamente el sonido que estaban buscando para su banda.

La banda en esplendor
Los primeros años de Venom como un trío estuvieron marcados por la controversia y el asombro de una audiencia ante la brutalidad del sonido de Venom y especialmente para su obsesión por lo oculto y las alegorías satánicas. Tras el primer toque de la banda en el “Quay Club” donde todos los componentes eléctricos explotaron varias veces y el departamento de bomberos tuvo que aparecer por todo el humo que emanaba del local, Venom fue expulsado del circuito de clubes de la ciudad.

Debido a que por aquellos años en las tierras suizas empezaba a sonar fuertemente el grupo Celtic Frost (antes Hellhammer), no faltaron las comparaciones y hubo quienes dijeron que era tan brutal el sonido de Venom que literalmente "hacía ver a estas bandas como hermanas de la caridad".

En agosto de 1981 Venom graba su primer larga duración “Welcome to Hell” y aunque es ampliamente reconocido que la calidad del sonido de la misma es ciertamente muy pobre, la acogida por los amantes del género fue inesperadamente exitosa. En “Welcome to Hell” se encuentran ya presentes todos los elementos que caracterizarían el sonido de Venom durante sus primeros años: la afinación en notas muy graves del bajo y la guitarra (Do sostenido), la combinación de alaridos y gruñidos de la voz líder de Cronos, la utilización de diversos efectos (flanger, phaser, chorus, y reverb) para acentuar el ambiente macabro y finalmente, pero no menos importante, las obsesión lírica con lo oculto y en especial el culto a los demonios.

“Welcome to Hell” fue seguido de otros dos largas duraciones tan exitosos como el primero. “Black Metal” en 1982 definió el nombre de todo un nuevo estilo que incluso 20 años después aún mantiene vigencia. “Black Metal” es considerado por muchos el máximo exponente del género e incluía varios de los temas que hoy son considerados clásicos del grupo: Bloodlust, Leave me in Hell, Teacher’s Pet, entre otros. El tercer LP del grupo (At War with Satan) elevó el nivel estilístico de las interpretaciones (incluyendo un tema del mismo nombre en forma de epopeya de 21 minutos que ya había sido introducido en la grabación anterior). At War with Satan colocó a Venom al mismo nivel que otros grupos exitosos de la época como Iron Maiden y Motörhead.

Para 1985 Venom lanza Possessed el cual aún cuando en esencia aún conserva los elementos básicos de la banda, coquetea abiertamente con las fronteras comerciales del género proponiendo una visión más refinada del sonido del grupo y alejándose del satanismo clásico para sólo acariciar lo oculto como propuesta. La banda reconoció inmediatamente el rechazo y rápidamente grabó un nuevo álbum llamado “Deadline”, pero este nunca vería la luz porque Mantas decidiría apartarse de Venom para intentar una carrera en solitario.

La decadencia de un grande
Cronos y Abaddon decidieron seguir adelante con la banda y reclutaron a los guitarristas Mickey Hickey y Jim Clare con los cuales grabaron un nuevo LP llamado “Calm before the Storm”, pero contrario a lo que sugiere el título, no hubo calma en lo absoluto. "Calm" fue completamente ignorado por la crítica y fue estigmatizado por los seguidores como el disco que marcaría el final de la era Venom. En Calm, incluso el inconfundible estilo vocal de Cronos cedió lugar a una interpretación más anodina y musicalmente falta de la agresividad y la esencia del estilo original.


El fracaso de Calm significó también la salida de Cronos del grupo y el regreso de Mantas con dos de sus compañeros de su recién iniciada banda solista Mantas, Tony Dolan quien en Venom fue conocido bajo el seudónimo "Demolition Man" y el guitarrista Al Barnes, pero Mantas no tuvo mejor suerte que Cronos en su versión de Venom con una sucesión de álbumes fracasados (Prime Evil, Temples of Ice, y The Waste Lands, entre muchos otros).

El regreso triunfal
En 1996, Cronos retornó también a Venom tratando de recrear el espíritu que inició a la banda, pero ahora Abaddon sería quien decidiría intentar una carrera aparte de la banda. Su reemplazo sería el hermano de Cronos Antton Lant y con está nueva agrupación Venom grabaría dos nuevos discos en un esfuerzo por recuperar la esencia pérdida de la agrupación original. Para muchos "Resurrection" (2000) recrearía muy cercanamente el espíritu original de la agrupación, pero la gran legión de fanáticos de Venom continuó proclamando "At War with Satan" como la última expresión de esta banda originadora del término black metal.
Pero esto es sólo hasta su regreso en 2006 con el disco "Metal Black" que recibió todas las loas por parte de la crítica especializada, y marcó el regreso de una banda que tanto por su carrera, como por influencia en las bandas que fueron surgiendo luego en la escena metalera, la consagra como uno de los pilares principales donde se sostienen el Thrash, Death y Black principalmente.


En 2009, la leyenda británica llegará por primera vez a Argentina.
Por primera vez en sus 30 años de carrera, la banda baja a estas latitudes en el marco de su "South American Dates of Hell Tour 2009" repasando en esta ocasión, clásicos de los primeros discos incluyendo Welcome to Hell, Black Metal, In League with Satan, At War With Satan y Posessed.

El itinerario de la banda para su gira sudamericana es el siguiente:
05 de Diciembre - Mexico D.F. - Mexico
06 de Diciembre - Bogotá, Colombia
09 de Diciembre - Santiago - Chile
10 de Diciembre - Buenos Aires, Argentina
11 de Diciembre - SAo Paulo, Brasil

Puesto que la gira tiene el mísmo título "Dates of Hell" que los llevara en 2007 por la zona escandinava, podría esperarse que el setlist que presentara la banda fuera similar al que vienen utilizando en su "Dates of Hell".
El presentado en Suecia incluía Black Metal, 7 Gates of Hell, Blood Lust, Welcome to Hell, Antichrist, House of Pain, Countness Bathory, At war with Satan, 1000 days in Sodom, Burn in Hell, Warhead, Die Hard, In League With Satan y Witching Hour, entre otros.

El concierto ha despertado gran expectativa en los fanáticos, y no tanto, de la banda. Un show para no perderse realmente.

En Buenos Aires, la banda se presentará el 10 de Diciembre en El Teatro de Flores. Av. Rivadavia 7800, Ciudad de Buenos Aires.
Las anticipadas cuestan $100 más Service Charge, y pueden conseguirse en
LA CUEVA ROCKERIA (Moron y San Miguel)
LA CABERNA DEL ROCK (Merlo)
LASER (Moron)
FREAK SHOW (Ituzingo)
T-ROCK (Ituzaingo)
HELLOWEEN (Moreno)
TILCARA (Jose C Paz)
PACHECO ROCK (Pacheco)
LA ESCOBA ROCK (Pacheco)
Ticketek.

Publicar un comentario